Monthly Archives: Abril 2013

El mercado de la fibra alimentaria

Carbohidratos

El mercado de la fibra alimentaria

Por Antonio Serrano

Últimamente está muy de moda la fibra alimentaria. Cada vez más marcas nos venden sus productos “enriquecidos” o “ricos” en fibra. En cierto modo, esto es marketing puro. La gente pide fibra y la industria responde añadiéndola a los alimentos pero bien es cierto que cualquier fruta, producto vegetal o cualquier pan (integral) contienen óptimas proporciones de fibra. Entonces, ¿para qué enriquecer los productos con esta sustancia?

Bueno, es sencillo: la fibra es en muchos casos para la industria un subproducto y en otros un desecho, así que si la gente lo demanda, tanto que mejor ¡que paguen por ello! sólo hay que añadirlo al alimento y dejar que aumente el peso neto de éste (de ahí que hayan creado esta moda de enriquecer con fibra).

La fibra es necesaria para el buen funcionamiento del intestino: ayuda a acelerar el tránsito intestinal evitando que se acumulen las sustancias tóxicas y depura el intestino grueso. También retiene el agua que no es tomada por el cuerpo, aumentando de volumen y actuando en cierto modo de “desatascador” -lo mismo he sido demasiado gráfico-. Esto es lo que hace que un alimento rico en fibra sea más demandado que uno sin este etiquetado pero… ¿realmente hace algo bueno el tomar estos excesos de fibra en los alimentos?

¿Son buenos los alimentos enriquecidos con fibra?

No. O sí. Es sencillo: si se tiene una alimentación pobre en fruta, en vegetales o se consumen sólo alimentos refinados, aparte de ser una dieta basura vas a tener falta de fibra, así que estos alimentos sí que ayudarán… Pero es eso, para que ayuden tienes que seguir una dieta poco saludable entonces no sale a cuenta. Por ello prefiero decir que no, no ayudan estos “enriquecimientos” aunque sí lo hace la fibra natural del producto.

Por lo tanto, deberíamos plantearnos si nos salen realmente rentables estos productos o si en verdad los necesitamos aunque puede que sea demasiado tarde: cada vez es más raro encontrar productos como galletas o panes sin enriquecer.

¿Es realmente necesario?

 

Castaña, composición nutricional y beneficios

castaña

Castaña

La castaña es la semilla del fruto del castaño, llegando a obtenerse en torno a 4 castañas por fruto. Se suelen tomar cocinadas, ya que han de estar muy tiernas para poder tomarlas crudas de hecho, en algunas localidades es común encontrarse puestos ambulantes donde puedes comprar castañas a la brasa.

Composición de la castaña:

La castaña, por su condición de semilla, es un alimento energético sin embargo sólo tiene 2,26% de materia grasa (ác. grasos insaturados en su mayoría), lo cual no le da unas proporciones calóricas tan elevadas como otras semillas. Son ricas en hidratos de carbono, hasta un 38% de su peso está compuesto de este macronutriente y su contenido en proteínas tampoco es muy elevado (2,42g)

En lo que respecta a los micronutrientes, tiene unas cantidades generalmente equilibradas de minerales y vitaminas, por lo que la castaña supone otro buen alimento que añadir eventualmente a nuestra dieta equilibrada. También cabe destacar el aporte en fibra alimentaria, hasta 8g por 100g de producto (8% fibra)

Componentes mayoritarios (por 100g):

Nutriente Cantidad (g) % de la CDR
Proteínas  2,42g  6%
Glúcidos (azúcares) 37,4 g 14 %
Lípidos (grasas) 2,26 g 3%

 


Aporte Calórico:
 213 cal

Micronutrientes:
Nutriente Cantidad % de la CDR
Vitamina A  3µg  –
Vitamina B1 0,24 mg 15 %
Vitamina B2 0,168 mg 10 %
Vitamina B3 1,63 mg 9 %
Vitamina B6 0,376 mg 18 %
Vitamina B9 62 µg 34 %
Vitamina C 43 mg 75 %
Vitamina E  -mg  –
Calcio 27 mg 3 %
Fósforo 93 mg 12 %
Magnesio 32 mg 9 %
Hierro 1 mg 10 %
Potasio 518 mg 28 %
Cinc 0,520 mg 3%

Beneficios de la castaña:

La castaña es una buena fuente calórica, aportando aproximadamente 210kcal por cada 100g, sin embargo, si valor adicional es que estas calorías no van vacías, sino que las respaldan unas buenas cantidades de vitaminas y minerales.

Esto convierte a la castaña en un alimento óptimo para momentos de necesidad energética, como pueda ser durante etapas del crecimiento, durante el embarazo o lactancia e incluso en situaciones de elevada exigencia física, ya que pueden ayudar dando una sensación de energía y bienestar frente a la fatiga.

Formas de tomar:

Pocas veces se consumen crudas, ya que deben de estar muy tiernas para hacerlo y se han de masticar durante largo rato. La forma más habitual de tomarlas es tras haberlas sometido a un tratamiento térmico, especialmente cuando se cocinan al horno o a la brasa. Como con todo, este tratamiento puede destruir algunos nutrientes, pero hará otros más disponibles.
__


______________________________

*Datos nutricionales obtenidos de análisis alimenticios efectuados por el departamento de agricultura de estados unidos en la base de datos de los nutrientes
**Puedes consultar el resto de bibliografía en la sección “Fuentes de información”

***Algunos datos difieren entre la cantidad y el % en un máximo de un 1% de error debido a que son cantidades medias orientativas

Pasta con gulas y gambas

pasta con gulas y gambas

Pasta con gulas y gambas

Por Isabel R. Fernández

Hoy traigo una receta la mar de buena, que yo ni siquiera sabia que existía  El otro día en la universidad teníamos tanta hambre, que como no podía  ser de otra manera, acabamos hablando de comida. Yo no sabía qué hacer para comer y mi compañera Noelia, que en más de una ocasión también ha escrito alguna que otra receta por aquí, me dio la solución a todos mis problemas hambrientos. Me pasó la receta de pasta con gulas y gambas que, personalmente, nunca había probado y desde que la comí pienso preparar por lo menos una vez cada dos semanas. No puede faltar en mi repertorio culinario.

Sin enrollarme más voy con la receta, no sin antes decir: ¡Mil gracias Noelia por esta exquisita receta!

Ingredientes para 4 personas de pasta con gulas y gambas:

  • 350 gramos de pasta ( yo utilice espagueti pero se puede utilizar cualquier otra)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 10 varitas de cangrejo (tipo krisia)
  • 150 gramos de gamba pelada
  • 1 paquete de gula ( de las que vienen congeladas o en lata)
  • 2 pimientos de piquillo (Esto es invención mía, así que se puede suprimir)
  • 3 Ajos

 

Preparación de la pasta con gulas y gambas:

  1. En un cazo ponemos a cocer la pasta con una pizca de sal.
  2. Mientras que la pasta consigue su punto “al dente”, preparamos lo demás
  3. En una sartén ponemos dos cucharaditas de aceite y sofreímos los ajos cortados en pequeños trozos, o rallados para conseguir aun mas sabor.
  4. Cuando los ajos estén doraditos, añadimos la gula, y una vez que esta está bien echa, añadimos las gambas y las varitas de cangrejo. Todo esto lo dejamos cocinar a velocidad media (6 o 7) unos 5 minutos, hasta que todo esté mas o menos doradito.
  5. Si te gusta que tenga un toque personal puedes echarle un par de pimientos de piquillo, que para mi gusto dan justo el toque perfecto que hace que este plato sea único.
  6. Cuando la pasta este lista la echamos en la sartén donde hemos preparado lo demás y la mezclamos para que coja el sabor.
  7. Pasado 1 minuto o 2 como mucho (para que no se nos quede dura la pasta), lo servimos en platos.
  8. ¡A disfrutar!

pasta y gula

A %d blogueros les gusta esto: