Monthly Archives: Mayo 2013

Cereza, composición nutricional y beneficios

cereza

Cereza

La cereza es la fruta del cerezo. Según la especie, se la suele denominar cereza o, cuando el sabor es más dulce (otra especie), guinda. Es un fruto rojizo, de pulpa comestible y de pequeño tamaño (unos 2cm de diámetro).

Tradicionalmente no se le ha atribuido una importancia como alimento más allá de su dulzor y sabor agradable, sin embargo aunque se encuentren en pequeñas proporciones, los nutrientes de la cereza están bastante equilibrados, por lo que es aconsejable su consumo sobre todo para obtener sensación de saciedad.

Composición de la cereza

De la proporción nutritiva de la cereza, un 14% de su peso son azúcares, 1,20% proteínas y 1% grasas, cantidades bastante reducidas que dan lugar a su poco aporte energético: 100g de cerezas aportarán de media 70kcal

Con respecto a los micronutrientes, como se venía diciendo anteriormente, se encuentran todos pero en pequeñas cantidades. Esto es una gran virtud, pero no olvidemos que no podemos destacar ningún micronutriente debido a que las proporciones sólo empiezan a ser relevantes a partir de los 300g de cerezas.

Componentes mayoritarios (por 100g):

Nutriente Cantidad (g) % de la CDR
Proteínas  1,2g  2%
Glúcidos (azúcares) 14,3 g 4 %
Lípidos (grasas) 0,96 g 1%

 


Aporte Calórico:
 72 cal

Micronutrientes:
Nutriente Cantidad % de la CDR
Vitamina A  21µg 2%
Vitamina B1 0,05 mg 3%
Vitamina B2 0,06 mg 4 %
Vitamina B3 0,4 mg 2%
Vitamina B6 0,036 mg 2%
Vitamina B9 4,2 µg 2%
Vitamina C 7 mg 11%
Vitamina E 0,1 mg 1%
Calcio 15 mg 2%
Fósforo 19 mg 2%
Magnesio 11 mg 3%
Hierro 0,390 mg 4%
Potasio 224 mg 11%
Cinc – mg  –

Beneficios de la cereza:

El primer beneficio a destacar es su capacidad saciativa: es capaz de quitar el hambre aportando una baja cantidad de calorías. Si se quiere picar entre horas sin riesgo a ingerir demasiadas calorías, la cereza es una fruta adecuada.

En segundo lugar, la cereza contiene flavonoides, los cuales le otorgan propiedades diuréticas y antioxidantes y fibra, que ayuda a regular el tránsito intestinal. La acción conjunta de estos dos elementos ayudan a los procesos depurativos del organismo y a prevenir el cáncer de colon gracias a la fibra y los antioxidantes.

cerezaFormas de tomar:

Se suelen tomar frescas. De esta forma hay que masticarlas bien porque si se engullen pueden resultar indigestas o no se obtendrían todos sus beneficios. También se suelen usar para elaborar mermeladas, confituras (guindas) y para que forme parte de otros alimentos.
__


______________________________

*Datos nutricionales obtenidos de análisis alimenticios efectuados por el departamento de agricultura de estados unidos en la base de datos de los nutrientes
**Puedes consultar el resto de bibliografía en la sección “Fuentes de información”

***Algunos datos difieren entre la cantidad y el % en un máximo de un 1% de error debido a que son cantidades medias orientativas

Melón, composición nutricional y beneficios

melon

Melón

El melón es el fruto de la melonera, una planta herbácea de tallo rastrero. También se le conoce como la baya veraniega, debido a su amplio consumo en el estío por ser una fruta refrescante y muy hidratada, ya que de su peso hasta un 90% está compuesto por agua. Hay muchas variedades de melón cuya composición nutricional no difiere demasiado. La variedad que se analiza en este artículo es el melón piel de sapo.

Composición del melón:

Como ya se ha dicho, hasta un 90% del peso del melón es agua, de ahí que observemos que el aporte nutricional por cada 100g no es muy elevado. Esto tiene sus beneficios: se puede usar el melón como una fruta saciante, muy acertada como postre, ya que de forma general deja un sabor dulce y una sensación agradable de saciedad. (En algunos casos aislados, especialmente tras comidas copiosas, no es recomendable tomar melón como postre para evitar la pesadez en la digestión).

Con respecto al resto de macronutrientes, no tiene apenas grasas (0,1%) ni proteínas (1%), estando en mayor proporción los azúcares pero aún así no superarán el 6% de la composición del producto por norma general.

Teniendo en cuenta que la mayoría del peso del melón es agua, entre los micronutrientes caben destacar la vitamina B6, los folatos, la vitamina C y la vitamina E y de minerales, el potasio y en menor medida el hierro. El agua del melón llevará disueltas todas estas sustancias, lo que las hace disponibles y saludables para el organismo

Componentes mayoritarios (por 100g):

Nutriente Cantidad (g) % de la CDR
Proteínas  1g  1%
Glúcidos (azúcares)  6g  1%
Lípidos (grasas)  0,1g  –

 


Aporte Calórico:
 26 cal

Micronutrientes:
Nutriente Cantidad % de la CDR
Vitamina A  3µg
Vitamina B1 0,06 mg 3 %
Vitamina B2 0,02 mg 1 %
Vitamina B3 0,4 mg 2 %
Vitamina B6 0,12 mg 7 %
Vitamina B9 17 µg 9 %
Vitamina C 16 mg 35 %
Vitamina E 0,15 mg 2 %
Calcio 5 mg 1 %
Fósforo 7 mg 1 %
Magnesio 8 mg 2 %
Hierro 0,4 mg 4 %
Potasio 210 mg 11 %
Cinc 0,160 mg 1 %

Beneficios del melón:

El mayor beneficio del melón es ser una fruta sumamente hidratante: gracias a la disolución de minerales que tienen el agua del melón se le atribuyen propiedades remineralizantes e hidratantes. Es ideal para tomárselo como almuerzo tras largas horas de sol.

También ayuda notablemente al correcto funcionamiento de los riñones con sus propiedades diuréticas ayudando en casos de insuficiencia renal e incluso, por su carácter alcalinizante, en casos de padecer cálculos renales y arenillas.

melonFormas de tomar:

La forma más común de consumirse es fresco, desprovisto de la corteza exterior: así aportará todos los nutrientes que éste posee. Sin embargo se suele decir que no es muy recomendable como postre debido a que el líquido que contiene dificulta la digestión.
__


______________________________

*Datos nutricionales obtenidos de análisis alimenticios efectuados por el departamento de agricultura de estados unidos en la base de datos de los nutrientes
**Puedes consultar el resto de bibliografía en la sección “Fuentes de información”

***Algunos datos difieren entre la cantidad y el % en un máximo de un 1% de error debido a que son cantidades medias orientativas

4 sencillos trucos para conservar los alimentos en buen estado

lechuga como ejemplo de conservar alimentos

Trucos para conservar los alimentos

Conservando bien la comida no sólo la tendremos disponible por más tiempo, sino que reduciremos la cantidad de comida que tiramos y  el riesgo de padecer alguna enfermedad intestinal por leve que sea. Por ello, hoy en Nutribonum os traemos 5 sencillos trucos para conservar durante más tiempo los alimentos y que estos conserven su frescura.

Consejo Motivo
Evita romper la cadena de frío, ya sea usando bolsas térmicas o refrigerando lo antes posible los alimentos adquiridos                                         Cuando el alimento se encuentra refrigerado o congelado, las bacterias (por su metabolismo) se encuentran prácticamente inactivas. Desde que comienza la producción de un alimento que requiere de refrigeración, la temperatura de éste se mantiene entre 2 y 8 grados para evitar la proliferación bacteriana, pero si nosotros rompemos la cadena del frío las bacterias lo tendrán más fácil para crecer y podremos reducir drásticamente la vida útil del producto.
Separar los alimentos que se consumen frescos (frutas, hortalizas…) Algunas frutas, como la naranja, desprenden de forma constante y progresiva conforme avanzan en la maduración un gas llamado etileno, el cual favorece notoriamente el proceso de maduración de otras frutas. Un claro ejemplo es si dejamos los plátanos en compañía de las naranjas: observaremos como estos maduran a mayor velocidad.
Refrigerar estrictamente y durante el menor tiempo posible la carne sin preparar, especialmente la picada. A excepción de los embutidos y otros alimentos salazonados, especiados o tratados, la carne, especialmente si se encuentra troceada o picada, es muy susceptible a contaminarse incluso a temperaturas de refrigeración. Si disponemos de estos alimentos en casa es mejor consumirlos lo antes posible, por lo que debemos evitar compras para almacenar aunque se encuentre en oferta.
Trasladar las sobras a un recipiente limpio con posibilidad de cierre. Para conservar la porción de comida sobrante nunca deberíamos guardarla donde mismo se preparó. Es preferible hacerlo en un nuevo recipiente que permita un cierre seguro (a ser posible hermético) y que esté limpio, para evitar un mayor grado de contaminación.

Si te gusta la sección de Trucos y Consejos puedes consultar otros artículos de ésta haciendo clic aquí.

A %d blogueros les gusta esto: