Monthly Archives: Enero 2014

Qué distingue a un intolerante a la lactosa y qué pautas alimenticias debe seguir

Con la globalización, los productos se han diversificado hasta tal punto que ya no es raro encontrar gente con intolerancia a ciertos compuestos de los alimentos. En el artículo de hoy hablaré de la intolerancia a la lactosa, más concretamente de qué distingue a un individuo intolerante a la lactosa, qué recomendaciones alimenticias debe seguir y qué es lo que sucede cuando consume lactosa.

 

 

 

¿Qué siente una persona intolerante a la lactosa?

Tras el consumo de lactosa, algunas de las manifestaciones clínicas que se pueden dar son:

  • Diarrea acuosa, precedida de flatulencias características.
  • Dolor abdominal, con intensidad variable a lo largo del tiempo.
  • Distensión abdominal (estiramiento)

¿Qué reacciones se producen en estómago de un intolerante a la lactosa?

La lactasa, contenida en la leche y sus productos derivados, no es digerida por el organismo (por ausencia de lactasa, encargada de este proceso), por lo que llegará tal cual hasta las bacterias de nuestro organismo, las cuales degradarán la lactosa formando gases, los cuales originan las flatulencias y ácido láctico. La presión osmótica que ejerce este ácido láctico hará que se retenga el agua, formando heces más acuosas y dando lugar a la diarrea, que será expulsada junto a dichos gases.

¿Qué tratamiento tiene una persona intolerante a la lactosa?

Básicamente, se ha de controlar la dieta de dicho individuo, ayudándolo a aprenda a interpretar los etiquetados de los alimentos para evitar que ingiera lactosa e informándole de que alimentos pueden contener este disacárido.

alimentos prohibidos para un intolerante a la lactosa

La leche y sus productos derivados, a menos que se les haya extraído la lactosa, han de estar prohibidos para un intolerante a la lactosa.

Algunos de los alimentos que no debe consumir son:

  • Leche, obviamente
  • Queso
  • Mantequilla
  • Dulce de leche
  • Nata
  • Batidos

 

¿ Cómo preparar limonada alcalina casera ?

como preparar limonada alcalina

El artículo de hoy es una breve metodología casera para elaborar limonada alcalina (suero fisiológico) en casa. Este producto pretende parecerse a la solución de rehidratación oral que desarrolló la Organización Mundial de la Salud de fórmula mucho más compleja. Sin embargo, el efecto es, cuanto menos, semejante a ésta. Se suele usar en casos de diarrea, vómitos y deshidratación.

 

 

Cómo preparar limonada alcalina casera

cómo preparar limonada alcalina casera

El limón es uno de los ingredientes de esta limonada alcalina por su aporte de ácido cítrico entre otras sustancias.

Ingredientes de la limonada alcalina casera:

  • Agua ( 1 litro )
  • Limón (2 ó 3)
  • Bicarbonato ( media cucharilla )
  • Sal ( media cucharilla )
  • Azúcar ( 3 cucharadas )

Preparación de la limonada alcalina casera:

  1. En primer lugar y opcional, deberemos hervir el litro de agua.
  2. Luego, extraeremos el zumo de 2 ó 3 limones, en función de su tamaño.
  3. Se añaden las cucharadas de azucar, la sal y el bicarbonato.
  4. Remover bien.

Este preparado de limonada alcalina se suele usar como rehidratante para el organismo ya que tiene bastantes efectos positivos como por ejemplo:

  • En caso de vómitos, ayuda a recuperarse al estómago gracias al bicarbonato.
  • En caso de diarrea, ayuda a recuperar el agua perdida en las heces y los electrolitos.
  • Contiene vitamina C, importante si estas patologías son de origen infeccioso.
  • En caso de deshidratación, su composición isotónica ayuda a recuperar los niveles correctos de hidratación.

IMPORTANTE: es necesario consumir algún producto con potasio (como el plátano) tras tomar esta limonada alcalina (la formulación original de la OMS contiene cloruro potásico para este aporte). Puedes consultar en esta sección de la web alimentos ricos en potasio.

 

Algunas de las funciones de las grasas o lípidos en nuestro organismo

Actualmente vivimos en una sociedad mayoritariamente lipófoba o, en otras palabras, que rechaza las grasas. Este término ha llegado a ser empleado por sociólogos para nombrar el concepto actual de disgusto hacia las personas con ciertos niveles de obesidad, sin embargo, como yo lo voy a ver en este artículo es enfocado hacia ese odio (a veces irracional) que se le tiene a los alimentos con mayor o menor proporción grasa, y lo voy a hacer con este breve artículo de hoy en el que trataré algunas de las funciones conocidas de los lípidos o grasas.

Función de las grasas o lípidos

Podemos decir que son prácticamente el grupo más dispar de biomoléculas ya que difieren mucho entre si en lo que a estructura y funciones se refiere, pero entre las funciones más destacables podemos citar:

Lípidos de reserva energética

reserva de lípidos

En contra de lo que se suele pensar, los camellos no almacenan agua en su joroba sino grasas.

Los lípidos o grasas suponen la principal reserva energética de nuestro organismo debido a la alta producción de energía con respecto al resto de biomoléculas. Se estima que 1 gramo de grasa otorga 9 kcal aproximadamente, mientras que 1 gramo de hidratos de carbono o de proteínas tan sólo aportan 4kcal aproximadamente (¿de dónde salió la tontería de que el pan engorda?).

Además, el tejido adiposo, compuesto de adipocitos y encargado de almacenar los lípidos, también almacena otras sustancias. Éstas pueden ser de diversa naturaleza (aunque naturalmente liposolubles) y pueden ser vitaminas como la A y la D pero también pueden ser algunas sustancias no tan buenas para el organismo. En las dietas de pérdida de peso agresivas estas sustancias nocivas migraran con mayor rapidez a la sangre, necesitando de una mayor tasa de metabolismo para neutralizarlas. Este es uno de los motivos por los que se recomienda una pérdida de peso responsable y no agresiva (di no a las dietas milagro).

Lípidos estructurales

Son los principales constituyentes de las membranas celulares. La composición de colesterol y fosfolípidos que tengan nuestras células será lo que determine la fluidez de membrana, por lo que vemos que encontramos de nuevo un factor totalmente influido por la alimentación.

Lípidos Térmicos y Reguladores

Otros dos tipos de lípidos de nuestro organismo son los encargados de mantener la temperatura corporal (térmicos) y los reguladores, los cuales facilitan reacciones químicas que se dan en nuestro organismo.

Actualmente se está estudiando un nuevo tipo de tejido adiposo, cuya formación se ve inducida por la actividad física, que está a caballo entre el tejido muscular y adiposo y que gracias a unos mecanismos termogénicos tiene un metabolismo relativamenete elevado, recalcando de nuevo la importancia de la práctica del ejercicio físico tanto para bajar de peso como para mantener un buen estado de salud.

Otros lípidos

Por ejemplo, hay lípidos con función mecánica (como amortiguadores). Un ejemplo de ellos sería la planta de los pies o las palmas de las manos. (No te mires las palmas de las manos, nada ha cambiado después de leer estas líneas).

También encontramos lípidos con función transportadora, ya que el colesterol que forma parte de los ácidos biliares ayuda a digerir y absorber las grasas a través de la pared intestinal.

A %d blogueros les gusta esto: