Castaña, composición nutricional y beneficios

castaña

Castaña

La castaña es la semilla del fruto del castaño, llegando a obtenerse en torno a 4 castañas por fruto. Se suelen tomar cocinadas, ya que han de estar muy tiernas para poder tomarlas crudas de hecho, en algunas localidades es común encontrarse puestos ambulantes donde puedes comprar castañas a la brasa.

Composición de la castaña:

La castaña, por su condición de semilla, es un alimento energético sin embargo sólo tiene 2,26% de materia grasa (ác. grasos insaturados en su mayoría), lo cual no le da unas proporciones calóricas tan elevadas como otras semillas. Son ricas en hidratos de carbono, hasta un 38% de su peso está compuesto de este macronutriente y su contenido en proteínas tampoco es muy elevado (2,42g)

En lo que respecta a los micronutrientes, tiene unas cantidades generalmente equilibradas de minerales y vitaminas, por lo que la castaña supone otro buen alimento que añadir eventualmente a nuestra dieta equilibrada. También cabe destacar el aporte en fibra alimentaria, hasta 8g por 100g de producto (8% fibra)

Componentes mayoritarios (por 100g):

Nutriente Cantidad (g) % de la CDR
Proteínas  2,42g  6%
Glúcidos (azúcares) 37,4 g 14 %
Lípidos (grasas) 2,26 g 3%

 


Aporte Calórico:
 213 cal

Micronutrientes:
Nutriente Cantidad % de la CDR
Vitamina A  3µg  –
Vitamina B1 0,24 mg 15 %
Vitamina B2 0,168 mg 10 %
Vitamina B3 1,63 mg 9 %
Vitamina B6 0,376 mg 18 %
Vitamina B9 62 µg 34 %
Vitamina C 43 mg 75 %
Vitamina E  -mg  –
Calcio 27 mg 3 %
Fósforo 93 mg 12 %
Magnesio 32 mg 9 %
Hierro 1 mg 10 %
Potasio 518 mg 28 %
Cinc 0,520 mg 3%

Beneficios de la castaña:

La castaña es una buena fuente calórica, aportando aproximadamente 210kcal por cada 100g, sin embargo, si valor adicional es que estas calorías no van vacías, sino que las respaldan unas buenas cantidades de vitaminas y minerales.

Esto convierte a la castaña en un alimento óptimo para momentos de necesidad energética, como pueda ser durante etapas del crecimiento, durante el embarazo o lactancia e incluso en situaciones de elevada exigencia física, ya que pueden ayudar dando una sensación de energía y bienestar frente a la fatiga.

Formas de tomar:

Pocas veces se consumen crudas, ya que deben de estar muy tiernas para hacerlo y se han de masticar durante largo rato. La forma más habitual de tomarlas es tras haberlas sometido a un tratamiento térmico, especialmente cuando se cocinan al horno o a la brasa. Como con todo, este tratamiento puede destruir algunos nutrientes, pero hará otros más disponibles.
__


______________________________

*Datos nutricionales obtenidos de análisis alimenticios efectuados por el departamento de agricultura de estados unidos en la base de datos de los nutrientes
**Puedes consultar el resto de bibliografía en la sección “Fuentes de información”

***Algunos datos difieren entre la cantidad y el % en un máximo de un 1% de error debido a que son cantidades medias orientativas

Déjanos tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: