Categoría: Dietas

Pautas de una Dieta Antienvejecimiento

dieta antienvejecimiento

 

 

Resumen: Esta dieta antienvejecimiento nos ayudará a prevenir una numerosa serie de enfermedades relacionadas con la senectud y la ganancia de edad. Ayuda a preservar la juventud y a sentirse bien.

 

 

Dieta Antienvejecimiento

Durante estos 3 días en Nutribonum hemos hablado sobre micronutrientes antienvejecimiento que no deben faltar en nuestra dieta. Por supuesto hay muchos más, todos ellos disponibles a través de una dieta saludable y equilibrada, sin embargo nos hemos centrado en describir aquellos con más relevancia. Por si se os ha escapado algún artículo os dejo el enlace de los anteriores:

Nutrientes antienvejecimiento: Vitaminas
Nutrientes antienvejecimiento: Minerales
Nutrientes antienvejecimiento: Componentes Bioactivos

 

El artículo de hoy, con el que concluimos este ciclo de información sobre la nutrición-envejecimiento, trata de como ajustar todos estos micronutrientes en la dieta y hacerlo de forma equilibrada para obtener el máximo partido de ellos, lo cual hace de esta dieta muy impersonal con el gran beneficio de que cualquiera puede seguirla.

Sin más dilación vamos a repartir los macronutrientes:

Nutrientes de la Dieta Antienvejecimiento

Hidratos de carbono 55-65%

Lentejas: ricas en hierro y en fibras vegetales depuran el organismo y combaten la anemia.

Lentejas: ricas en hierro y en fibras vegetales depuran el organismo y combaten la anemia, muy recomendadas en esta dieta

Más de la mitad de energía que tomamos a lo largo del día ha que proceder de los hidratos de carbono. Esto quiere decir que sobre una dieta de 2000kcal aproximadamente 1200 provendrán de esta fuente. En gramos, tendremos que tomar aproximadamente a lo largo del día 280 gramos de alimentos ricos en hidratos de carbonos, tales como los cereales, la fruta, los vegetales y, especialmente, el pan. También recordar que esta cantidad varía según la persona (a más peso y/o estatura, una cantidad ligeramente inferior) y el ejercicio físico que se realice (cuanta más actividad física, más cantidad sin exceder).

Ahora bien. ¿Qué alimentos ricos en hidratos de carbono son también fuente de los nutrientes antienvejecimiento de los que hablábamos? Lo son especialmente las legumbres (aunque éstas también contienen proporciones relevantes de otros macronutrientes), algunas hortalizas, frutas y vegetales así como los cereales, incluyendo por supuesto el pan.

Por lo tanto es más que recomendable en esta dieta consumir con regularidad (280 gramos/día):

  • Legumbres: la judía, el garbanzo o las lentejas son claros ejemplos del tipo de alimento que necesitamos en la dieta antienvejecimiento: contienen grandes proporciones de vitaminas del complejo B, de gran importancia para el metabolismo, así como una cantidad bastante recomendable de hierro, zinc y magnesio. Consumir estas legumbres aliñadas con limón puede facilitar a nuestro organismo tomar los nutrientes.
  • La alcachofa y la piña son alimentos que nos ayudan a depurar el organismo, previniendo la acumulación de sustancias tóxicas. Además contienen nutrientes antienvejecimiento de los que ya hemos hablado. Juntando estas dos funciones constituyen otro par de alimentos indispensables
  • Los cereales, de consumo obligado en el día a día (ya sea en forma de pan, pasta u otros derivados) contienen habitualmente magnesio, hierro y cinc, así como una riqueza relativamente elevada en vitaminas del complejo B
  • La zanahoria, los pimientos, los tomates y el pomelo son alimentos ricos en sustancias como la provitamina A y licopenos, de gran importancia para esta dieta antienvejecimiento.
  • La uva y el vino, son ricos en polifenoles, un potente antioxidante fundamental en esta dieta. Respecto al consumo de vino ha de ser realmente moderado, en torno a 150-200ml/día depende de la persona y sólo si gusta. Sino mucho mejor la uva.

Por lo general, el resto de alimentos no citados que contengan elevadas proporciones de hidratos de carbono junto con los micronutrientes citados son susceptibles de ser incluidos en esta dieta.

 

Proteínas 15%

receta con carne para obtener proteínas en una dieta antienvejecimiento

Consumir proteínas de alta calidad biológica y acompañadas de vegetales en una buena receta es una manera muy saludable de alimentarse

Como en toda dieta equilibrada, la proporción de energía proveniente de las proteínas debe rondar el 15%, sin superar el 20%. Los suplementos proteicos como los utilizados por individuos que quieren aumentar su masa muscular desequilibran completamente esta proporción, favoreciendo la formación y acumulación de grasas y por tanto de sustancias tóxicas, por lo que para una dieta antienvejecimiento esto sería el peor antagonista.

El mejor contenido proteico lo vamos a encontrar en el huevo, seguido de las carnes, los pescados y las legumbres. Por lo tanto y al no existir recomendaciones específicas en esta dieta antienvejecimiento, la recomendación es la siguiente:

Tomar 90g/día aproximadamente (teniendo en cuenta las variaciones de persona a persona ya citadas) alternando 3-4 días a la semana (por ejemplo, 3 días pescado, 3 días carne, 2-3 huevos/semana) los siguientes alimentos:

  • Carnes rojas: son una excelente fuente de hierro, uno de los micronutrientes que nos atañen en la dieta antienvejecimiento. Hay que evitar el exceso de sal a la hora de cocinar y usar aceite de oliva si se va a freír. Tomar 3-4 raciones no superiores a 80g-120g (depende de la persona) a la semana. Si acompañan a un plato principal, como en un cocido, toma siempre las proporciones ya citadas.
  • Pescados azules: aparte de tener buena calidad proteica contienen ácidos grasos omega-3 de los que hablaremos en el apartado de lípidos. Raciones igual que la carne.
  • Huevo: se recomienda el consumo de, como mínimo, 3 huevos a la semana, ya que son una importante fuente de proteínas y otros micronutrientes. Cada huevo pesa aproximadamente 60g
  • Legumbres: las raciones de legumbres no sólo contienen unas proporciones equilibradas de macronutrientes, sino que también son ricas en los micronutrientes tan importantes en esta dieta antienvejecimiento.

 

pescado con ácidos grasos insaturados para la dieta antienvejecimiento

Una de las mejores fuentes de ácidos grasos insaturados que podemos tener en esta dieta es el pescado azul, por lo que se recomiendan unas 3 raciones semanales del mismo

Lípidos 25-30%

Lo más importante para la dieta antienvejecimiento en este apartado es adoptar un perfil lipídico óptimo, para lo cual hemos de asegurar el consumo de ácidos grasos insaturados. Aquí la recomendación es muy sencilla, puesto que se trata más de contrarrecomendar alimentos tales como la bollería industrial, los fritos, el exceso de grasas animales sobre vegetales (nunca la supresión, ojo) y recomendar alimentos como:

  • Pescado azul: de nuevo recomendado en la dieta antienvejecimiento pero en esta ocasión por su riqueza en ácidos grasos insaturados, concretamente los ácidos docosahexaenoico y eicosapentaenoico. Una correcta ingesta de estos ácidos grasos ayudan a reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares, reducen el colesterol y, como última instancia, se asocian a una mayor longitud de los telómeros.
  • Aceite de oliva virgen: se recomienda con total contundencia el consumo de aceite de oliva virgen frente a otros aceites con peor perfil como el aceite de palma o de coco. El aceite de girasol también es saludable si se pretende obtener vitamina E. Es recomendable cocinar con aceite de oliva, puesto que resiste mejor las altas temperaturas, y aliñar con aceite de girasol, puesto que es más rico en vitamina E
  • La nuez, el anacardo, el pistacho y otros frutos secos son ricos en ácidos grasos y además suponen una fuente concetrada de nutrientes, pero no hay que exceder su ingesta.

 

Ejercicio físico 100%

Por supuesto, para rematar la dieta, no podía faltar ejercicio físico diario. Todos conocemos los numerosos beneficios de hacer ejercicio, por lo que sólo pongo este apartado para recordar que una buena dieta va siempre acompañada de una sesión de actividad física moderada.

Recomendaciones mundiales sobre actividad física para la salud – Organización Mundial de la Salud


Enlaces internos:

¿No has entendido algo? ¿Tienes alguna duda? Prueba la sección de consultas: Consultas.


 

Referencias

Base de datos española de composición de alimentos

Recomendaciones mundiales sobre actividad física para la salud – Organización Mundial de la Salud

Nutrientes antienvejecimiento: Vitaminas.

Richards JB et al. Homocysteina levels and leukocyte telomere lenght. Atherosclerosis 2008;200:261-7

Paul L. et al. Telomere lenght in peripheral blood mononuclear cells is associated with folate status in men – J Nutr 2009;139:1273-8

Fenech M. et al. – Low intake of calcium, folate, nicotinic acid, vitamin E, retinol, beta-carotene and high intake of panthotenic acid, biotin and riboflavin are significantly associated with increased genome instability-results from a dietary intake and micronucleus index survey in South Australia. Carciogenesis 2005;26:991-9

Nutrientes antienvejecimiento: Minerales.

Xu Q Parks CG et al – Multivitamin use and telomere length in women. Am J Clin Nutr 2009

Btra VK et al. Magnesium-induced assembly of a complete DNA polymerase catalytic complex – 2006; 14:757-66

Ikejima M. Noguchi et al – The zinc fingers of human poly(ADP-ribose) polymerase are differentially required for the recognition of DNA breaks and nicks and the consequent enzyme activation- J Biol Che

Bao B et al. – Zinc supplementation decreases oxidative stress, incidence of infection and generation of inflammatory cytokines in sickle cell disease patients. – Transl Res 2008;152:67-80

Aviv A. et al. – Leukocyte telomere lecnght: the telomere tale continues. Am J Clin Nutr 2009;89:1721-2

L. Paul – Diet, nutrition and telomere lenght. Journal of nutritional biochemistry 2011;22:895-901.

Nutrientes antienvejecimiento: Componentes Bioactivos.

Farzaneh-Far R. et al. – Association of marine omega-3 fatty acid levels with telomeric aging in patients with coronary heart disease. JAMA 2010;303:250-7

Vitseva O. et al. – Grape seed and skin extracts inhibit platelet function and release of reactive oxygen intermediates. J Cardiovas Pharmacol 2005;46:445-51

Thomas P. et al. Grape seed polyphenols and curcumin reduce genomic instability events in a transgenic mouse model for Alzheimer’s disease. Mutat Res 2009;661:25-34

Biswas SK. et al. – Curcumin inducis glutathione biosynthesis and inhibits NF-kappaB activation and interleukin-9 release in alveolar epithelial cells: mechanism of free radical scavening activity

L. Paul – Diet, nutrition and telomere lenght. Journal of nutritional biochemistry 2011;22:895-901.

 

Dieta contra la anemia

Glóbulos rojos

Resumen: para establecer una dieta contra la anemia se ha de saber que es una efermedad que afecta a los glóbulos rojos de la sangre, reduciendo el número y/o la eficiencia de éstos. Desde la nutrición se puede ayudar a evitar la aparición de esta enfermedad tomando alimentos que potencien la producción y la optimización de los glóbulos rojos.

 

 

 

 

Células afectadas por anemia falciforme - Dieta contra la anemia

Células afectadas por anemia falciforme

Dieta contra la anemia

Etimológicamente, la palabra anemia quiere decir “falta de sangre”. Esto no es del todo cierto, ya que la enfermedad se debe a un descenso del número de glóbulos rojos (eritrocitos) en sangre, cuya función como todos sabemos es el transporte de oxígeno a las células de nuestro organismo, una función realmente importante.

Apartados

1- Causas de la anemia

2- Nutrientes y Alimentos contra la anemia

3- Otros consejos

 

Causas de la anemia

  • Insuficiente producción de glóbulos rojos en la sangre: diariamente el tejido hematopoyético (algo así como la fábrica de hematíes del organismo) está produciendo glóbulos rojos, por ello es importante que para la proliferación de las células sanguíneas se aporten los nutrientes necesarios como el hierro, las proteínas, el ácido fólico y algunas vitaminas. Cuando no tomamos las suficientes es cuando se origina una anemia ferropénica.
  • Pérdida de sangre: cuando se sufre cualquier tipo de hemorragia aguda o de pequeñas hemorragias, incluida la menstruación.
  • Destrucción de los hematíes: los hematíes, ya nombrados como glóbulos rojos o eritrocitos, pueden ser destruidos debido a enfermedades o causas adversas, lo cual da lugar a una anemia hemolítica. Esto sucede a gran escala en las transfusiones, ya que si no son compatibles los glóbulos rojos son destruidos por el sistema inmune del recibidor.
  • Agentes patógenos: existen cepas de bacterias que se alimentan en el torrente sanguíneo destruyendo hematíes, son los determinados microrganismo hemolíticos.
  • Deficiencias genéticas: la anemia falciforme es un tipo de anemia de carácter genética que da lugar a que en la biogénesis de los glóbulos rojos estos presenten forma de hoja (falci-forme) y son por tanto más propensos a romperse
  • Hemoglobinopatías: cambios de la conformación de la hemoglobina que la vuelve inservible o frágil reduciendo la capacidad de los hematíes para transportar el oxígeno.
  • Talasemias: déficit de alguna de las cadenas de globina (parte proteica de la hemoglobina), componente de los eritrocitos y principal encargada del transporte de oxígeno en el organismo

Nutrientes de la dieta contra la anemia

Para prevenir o ayudar a curar la anemia desde el punto de vista de la nutrición, a través de la denominada dietoterapia, es preciso tomar alimentos que nos proporcionen los nutrientes necesarios para que nuestro organismo fabrique glóbulos rojos. Los más importantes son:

  • Hierro: la presencia de este elemento nos asegurará la correcta formación de hemoglobina, sustancia anteriormente descrita, encargada de transportar el oxígeno en los glóbulos rojos e indispensable para la vida. Tomar alimentos ricos en hierro como las carnes rojas, ricas en mioglobina, evitarán el riesgo de la aparición de una anemia ferropénica.
  • Proteínas: visto que el principal componente de los glóbulos rojos es la hemoglobina y ésta es una proteína, es importante que tomemos alimentos ricos en proteínas como el huevo para asegurarnos de tener un aporte óptimo de aminoácidos.
  • Vitamina B12: también conocida como cianocobalamina, esta vitamina podrá colaborar en la eritropoyesis (formación de eritrocitos o glóbulos rojos)
  • Ácido Fólico
  • Además de nutrientes como Vitamina B1,B2,B6,C y E

Alimentos de la dieta contra la anemia

  • Carnes rojas: en la carne roja es dónde mejor encontramos el hierro ya que no sólo se encuentra en elevada proporción sino que tiene una alta biodisponibilidad, es decir, a nuestro organismo le será muy fácil adquirir este tipo de hierro en comparación a tomarlo de fuentes vegetales.
  • Legumbres: las lentejas, los garbanzos y otras legumbres tienen un elevado contenido de hierro, por lo que son imprescindibles en una dieta contra la anemia. Sin embargo lo son debido a la necesidad de variedad de alimentos en la dieta, ya que el hierro que contienen es muy poco biodisponible y por ello a nuestro cuerpo le es difícil tomarlo.
  • Fruta (como la uva, el albaricoque y el limón)
  • Arroz, verduras y carne de cerdo

    Probablemente este plato compuesto principalmente de carne roja, arroz y verduras sea uno de los más frecuentemente recomendados en casos de anemia. Imagen por M21Cestda.

    Verduras

  • Remolacha Roja
  • Espinacas
  • Aguacate
  • Pipas (semilla de girasol)
  • Pistacho
  • Melaza

Consejos:

  • Los brotes germinados (soja, alfalfa etc…) contienen la misma proporción de hierro que la ternera y sin embargo pueden aportar vitamina C y destacan por ser anti anémicos y revitalizantes. Sin embargo no olvidemos que es menos biodisponible y no hay que fundamentar en esto una dieta contra la anemia.
  • Aliñar platos o comidas con limón no sólo te aportará vitamina C sino que favorece el aprovechamiento del hierro en los alimentos y hace prescindible el uso de sal para potenciar el sabor, ya que es sabido que ésta aumenta la tensión.

 Fuentes:

Salud por los alimentos – Jorge D. Pamplona Roger

Nutritional anemia – S. J. Baker and E. M. DeMaeyer

Química y Bioquímica de los Alimentos (doc. universitarios) – Gabriel Pérez (Universidad de Murcia)

Nutrición Humana (doc. universitarios) – Miguel Mariscal (Universidad de Murcia)

 

Dieta Semivegetariana

Crema de Calabacín

Resumen: La dieta semivegetariana es aquella donde la mayor parte de los nutrientes se pretende obtener a través de alimentos de origen vegetal en lugar de animal. Si se respetan los principios de una dieta equilibrada esta dieta puede representar una garantía de salud y bienestar para el organismo.

 

 

Dieta Semivegetariana

Dieta Semivegetariana

Introducción

Una dieta semivegetariana es aquella donde se prentede obtener la mayor parte de nutrientes a través de los alimentos de origen vegetal y, en menor medida, los indispensables de origen animal.

Esta dieta tiene gran acogida en un tipo de público semejante a aquellos que eligen adoptar una dieta vegetariana, ya que se produce por un rechazo total o parcial al sacrificio animal y a la ingesta de sus derivados.

Entonces, ¿qué diferencia existe entre un vegetariano y un semivegetariano?

Como ya se ha dicho, un vegetariano toma exclusivamente alimentos de origen vegetal, mientras que un semivegetariano puede añadir excepciones, puesto que su dieta está basada en los vegetales pero no restringidos a éstos. El mayor beneficio de alguien que siga estas pautas, como puede ser un ovolacteovegetariano, es que consigue compensar la baja calidad proteica que tienen los vegetales a través de unos aminoácidos de alto valor biológico que se toman a través de, entre otros, el huevo.

Nutrientes de la Dieta Semivegetariana

 Hidratos de Carbono – Sobresaliente

Una dieta rica en productos vegetales contiene, por su carácter (entre otras) sustancias feculentas como el almidón de la patata, lo cual asegura un aporte óptimo de este elemento. También son ricos en hidratos de carbono otros elementos típicos de estas dietas como la pasta y las legumbres.

Carbohidratos

Es importante tomar una proporción adecuada de hidratos de carbono en la dieta para que ésta sea equilibrada.

El almidón se conforma, en su forma más sencilla, de glucosa. Nuestro sistema digestivo gracias a las amilasas y disacaridasas romperá estos gránulos de almidón tomados a través de los vegetales y dará como resultado la glucosa, la cual supone la fuente más básica de energía para el ser humano y además el 65-75% total de energía que ingerimos al día debe de proceder de aquí.

Es por eso que en lo referente a una dieta semivegetariana el aporte de hidratos de carbonos es sobresaliente.

Grasas (o lípidos) – Bueno

En cuanto a las grasas, una persona que siga una dieta semivegetariana equilibrada experimentará un descenso en sus niveles de colesterol, ya que éste lípido sólo se encuentra en alimentos de origen animal. Por supuesto el colesterol es imprescindible en su justa medida y sin él no podríamos vivir, sin embargo nuestro organismo es capaz de sintetizarlo en caso de que exista un déficit y además se encuentra muy disponible en las grasas animales, por lo que no deberíamos preocuparnos de una hipocolesterolemia.

Además, alimentos como la oliva, las nueces y otros frutos secos son ricos en ácidos grasos insaturados (aparte de los saturados) lo cual asegura un equilibrio entre ambos tipos de nutrientes (saturados e insaturados) indispensable para un buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

Sin embargo, al no consumir con la frecuencia que se debería pescados azules o grasos, es posible que exista una descompensación

Por ello, en la dieta semivegetariana, el aporte de lípidos es bueno.

Proteínas – Deficiente

No confíes sólo en las proteínas de origen vegetal, no tienen tanta calidad como las de la carne.

No confíes sólo en las proteínas de origen vegetal, no tienen tanta calidad como las de la carne.

El denominador común de estas dietas es el reducido consumo de carnes, especialmente las rojas y sustituyendo las fuentes proteicas por alimentos como legumbre y frutos secos.

Esto tiene un grave impacto sobre las proteínas de este tipo de dietas, sin embargo gracias a al excepción que existe de tomar carne eventualmente o de ingerir huevo, leche o sus derivados, no tiene repercusión directa sobre la salud (pero sí puede tenerla sobre la masa muscular).

Considerando por tanto que la calidad proteica de la carne y el huevo es inigualable, ni siquiera por alimentos como las lentejas con proteínas de calidad media, el aporte proteico de las dietas semivegetarianas es deficiente.

Fitoquímicos – Sobresaliente

Los fitoquímicos son sustancias de los vegetales que, en la mayor parte de los casos (exceptuando tóxicos/nocivos), causan efectos realmente beneficiosos sobre el organismo: son capaces de retrasar el envejecimiento, prevenir el cáncer, reducir el colesterol etc…

Por supuesto, una dieta semivegetariana equilibrada supone tomar una gran cantidad de estos compuestos, entre los que caben destacar:

Antioxidantes: ayudan captando los radicales libres y retrasando el envejecimiento celular.

Arginina: es un vasodilatador de frecuente aparición en frutos secos que ayuda al sistema cardiovascular reduciendo notoriamente el riesgo de padecer cardiopatía isquémica.

Y otras muchas sustancias como la cinarina hacen que la dieta semivegetariana obtenga un sobresaliente en fitoquímicos.

Alimentos de la Dieta Semivegetariana

La dieta semivegetariana o basada en los vegetales, como se suele conocer, recibe su nombre por la elevada proporción de energía proveniente de vegetales de la que se compone, por lo cual la variedad principalmente se centrará en los alimentos de origen vegetal. Estos serán principalmente:

  • Cereales y derivados como el pan, el cual puede ser tanto refinado, como integral si se desea obtener por ese lado el aporte casi completo de vitaminas B y fibra de las gramíneas, arroz (el cual se debería acompañar con algún alimento rico en proteínas como sucede en la paella) y otros cereales. Estos aportarán una elevada dosis de glúcidos.
  • Pasta: se compone principalmente de harina y, si se toma al huevo, también aportará una pequeña pero imprescindible cantidad de proteínas.
  • Legumbres: normalmente se suele decir que la calidad proteica de las lentejas y otras legumbres es elevada. Sin embargo esto es cierto sólo si nos restringimos al mundo vegetal, dónde estas pequeñas se llevan la palma. Por ello es bastante recomendable si se siguen dietas semivegetarianas aumentar relativamente el consumo de legumbres.
  • Fruta: por supuesto no se han de tomar menos de 400g de frutas, cuanto más variadas mejor (entre 2-4 variedades a ser posible) ya que son imprescindibles, hidratantes, refrescantes y ayudan, cada una de manera específica, al correcto funcionamiento del organismo.
  • Verduras: no ha que descuidar el consumo de éstas por los mismos motivos que la fruta.
  • Setas: se suelen olvidar, y no debería ser así: tienen un bajo aporte calórico, contienen vitaminas B1, B2, B6, y diversas proteínas. Se suelen contrarrecomendar para cuadros clínicos de gota y problemas rehumáticos o por exceso de ác. úrico.

En una notable menor proporción en la dieta semivegetariana se encuentran los siguientes alimentos de origen animal:

  • Huevo: su proteína posee el más alto valor biológico que existe, hasta tal punto que el resto de proteínas se organizan en torno a la albúmina del huevo. Por ello es áltamente recomendado consumir huevo cocinado, ya sea cocido, frito o en tortilla. El huevo crudo no aporta estas proteínas ya que se encuentran con poca disponibilidad para nuestro sistema digestivo.
  • Pescado: el consumo ocasional de pescado, a ser posible azul o graso, como el atún, junto con las verduras tendrá un efecto positivo notorio sobre la dieta, aportándonos ácidos grasos omega-3 y proteínas.
  • Carnes rojas: de todos es sabido que estas carnes son ricas en mioglobina, de la cual se obtiene la mayor parte del hierro de la dieta ya que no sólo es muy abundante, sino que se encuentra muy biodisponible. Por ello hay que tomar carne, aunque sea en pequeñas dosis.

Ejemplos de platos semivegetarianos

  • Ensalada 4 estaciones: la base de este plato es la lechuga, acompañada de zanahoria, col lombarda y otros vegetales. Si además le añades atún (de lata incluído) o salmón, supondrá una fuente rica en ácidos grasos insaturados y proteínas. También se le pueden añadir unos pocos frutos secos para este aporte de lípidos.
  • Purés vegetales: por ejemplo, un puré de calabacín con picatostes (pan tostado)
  • Paella: la base de la paella, el arroz, es un alimento realmente equilibrado a excepción de su aporte proteico, que es de baja calidad. Por ello se recomienda que la paella contenga, aunque sea poca, carne magra.
  • Tortilla: la tortilla, cocinada con huevos, supone un excelente aporte proteico y además se puede acompañar de vegetales tales como la patata, los ajos tiernos, espinacas, etc…
  • Frutas troceadas, zumos y purés: son sorprendetemente digestivos y de alto valor nutricional.
A %d blogueros les gusta esto: