Limón

Limón: depura la sangre, facilita la toma de distintos nutrientes y fluidifica el riego sanguíneo.

El limón es el fruto del limonero conocido científicamente como citrus limon. Su cultivo se centra, sobre todo, en el litoral mediterráneo y en algunas regiones de México y centroamérica.

Es de un sabor fuertemente ácido y se usa para aliñar normalmente y,en verano, para hacer refrescos naturales como la limonada o el granizado.

Composición del limón:

El limón posee una elevada proporción de agua y, por eliminación, una baja cantidad de nutrientes. Sin embargo contiene elementos no-nutritivos denominados elementos fitoquímicos que desempeñan una serie de funciones muy importantes en nuestro organismo.

El principal nutriente que aporta el limón es la vitamina C, ya que un sólo limón puede cubrir las necesidades diarias de una persona adulta en cuanto a esta vitamina se refiere.

Componentes mayoritarios (por 100g):

Nutriente Cantidad (g) % de la CDR
Proteínas  1,1g 3%
Glúcidos (azúcares) 6,52 g 3%
Lípidos (grasas) 0,3 g

 


Aporte Calórico:
 29 cal

Micronutrientes:
Nutriente Cantidad % de la CDR
Vitamina A  3µg
Vitamina B1 0,04 mg 4 %
Vitamina B2 0,02 mg
Vitamina B3 0,1 mg
Vitamina B6 0,08 mg 4 %
Vitamina B9 10,6 µg 5 %
Vitamina C 53 mg 98 %
Vitamina E 0,240 mg 3 %
Calcio 26 mg 4 %
Fósforo 16 mg 3 %
Magnesio 8 mg 3 %
Hierro 0,6 mg 8 %
Potasio 138 mg 9 %
Cinc 0,06 mg

Beneficios del limón:

El limón posee una larga lista de efectos beneficiosos, la mayoría relacionados con el tejido sanguíneo, gracias a su composición en bruto y en lo que deriva:

La vitamina C, así como el resto de ácidos orgánicos, ayudan a absorber el hierro del alimento, permitiendo así tomar la cantidad esperada del alimento y ayudando a personas que padecen anemia ferropénica (anemia por déficit de hierro).

Además, los elementos fitoquímicos del limón ayudan, por su efecto sobre la pared de los vasos sanguíneos, a prevenir afecciones tales como la arteriosclerosis, la trombosis o la aparición de edemas. No sólo los previene, sino que si se padecen es altamente recomendable tomar limón ya que ayudará a resolver estas afecciones.

También ejerce un potente efecto renal: favorece la disolución de cálculos renales.

La vitamina C ya citada contenida en el limón ayuda también cuando se padece de infecciones, ya que ayuda a mantener las defensas del organismo.

Formas de tomar:

  1. Zumo de limón: el limón se suele tomar únicamente en forma de zumo por su fuerte acidez. Este zumo se puede usar para aliñar platos y favorecer la absorción de nutrientes de estos, para diluir en agua con un poco de azúcar y elaborar un delicioso refresco o bien para elaborar sueros fisiológicos cuando se padece de afecciones intestinales. La parte blanca de la piel del limón contiene una elevada cantidad de agentes medicinales aromáticos, por lo que se recomienda extraerla junto al zumo de limón.

__


______________________________

*Datos nutricionales obtenidos de análisis alimenticios efectuados por el departamento de agricultura de estados unidos en la base de datos de los nutrientes
**Puedes consultar el resto de bibliografía en la sección “Fuentes de información”

***Algunos datos difieren entre la cantidad y el % en un máximo de un 1% de error debido a que son cantidades medias orientativas

Déjanos tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: