La nutrición hoy en día

600px-Rueda_de_los_alimentos

La nutrición hoy en día

A menudo solemos relacionar la nutrición con diversa propaganda comercial: ya son muchas las marcas y organizaciones que pretenden sacar tajada del creciente mercado (debido a un aumento de la preocupación social por la salud) y que por ello nos bombardean día a día con dudosa información acerca de sus productos como base para una buena nutrición.

En mi opinión, sólo existe una base para la buena nutrición: la buena alimentación o, para entendernos, la alimentación saludable. Es casi imposible abarcar todos los temas que influyen para dar lugar a una nutrición óptima, sobre todo porque ésta varía de persona a persona, no sólo por sus condiciones físicas sino por sus gustos, su procedencia e incluso su religión.

dukan

La polémica dieta Dukan gana cada vez más detractores. Incluso la agencia de seguridad alimentaria de su propio país (Francia) la considera desequilibrado y la incluye en su lista negra.

Además, hay grandes grupos de población que suelen asumir que la nutrición es algo de lo que cualquiera puede hablar libremente pero, como todo, se necesita primero una base, ya que sino oiremos disparates como “el pan engorda” o “los batidos de proteínas ayudan a ganar músculo” (cuando en realidad lo que aumentan es la masa grasa a partir de cierto punto), por lo que debido al fuerte impacto social que está teniendo la alimentación y la nutrición en el siglo XXI debemos ser críticos y no creer todo lo que nos digan, sino aprender a juzgar por nosotros mismos. Ser capaz de diferenciar entre propaganda comercial o empresas lucrativas con la verdadera alimentación saludable se está convirtiendo cada vez en un objetivo más difícil, lo cual no debería ser así.

Los niños sanos aprenden mejor. La gente sana es más fuerte, más productiva y está en mejores condiciones de romper el ciclo de pobreza y desarrollar al máximo su potencial. -OMS

Pero, por supuesto, no todo es negativo en el aspecto social de la nutrición (ni mucho menos): al igual que se filtran “rumores” como los citados sin ninguna coherencia científica, también se transmite la tradición de una alimentación saludable. La costumbre de comer con pan, la comensalía, siendo esta la imagen de la familia y/o los allegados reunidos en torno a una mesa con los alimentos, las recetas más típicas y tradicionales de cada región o país (el arroz y conejo, la sémola) que además, de forma “evolutiva” han adquirido una composición casi perfecta… Son muchos los factores que afectan positivamente a la alimentación y, por tanto, a la nutrición y la gran mayoría relacionados con la tradición y la costumbre ya que en muchas ocasiones la mejor alimentación, como muchas veces alude mi maestro en el aula, es la que nos enseñan nuestros mayores.

Paella Valenciana

Un ejemplo de una receta con una composición equilibrada es la paella (en la imagen la paella valenciana). El arroz y la carne (de conejo y/o pollo) se complementan perfectamente.

Para concluir, de un modo u otro todos sabemos lo que es saludable y lo que no, por lo que no debemos dejarnos influenciar por toda esa propaganda comercial y todo el arsenal de productos que aseguran brindarnos salud a raudales a través de una nutrición artificial, ya que lo natural supera con creces lo sintético y, en muchas ocasiones, la tradición a lo comercial. Una vez más os invito a dejar vuestra opinión en los comentarios.

Déjanos tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: