Remolacha

Remolacha: uno de los mejores alimentos para combatir la anemia

La remolacha es una raíz tuberosa de la beta vulgaris. Tiene una tonalidad roja, variable según la especie, debido a un pigmento muy saludable.

Existen muchas variedades de remolacha, pasando por aquellas destinadas al consumo humano hasta aquellas cuya única función es la confección de piensos o la producción de azúcar, como es el caso de la remolacha azucarera.

Su composición es:

En la composición de la remolacha puede encontrarse hasta un 10% de azúcar, proporción relativamente elevada para un vegetal de estas característica, así como minerales y fibre.

Componentes mayoritarios (por 100g):

Nutriente Cantidad (g) % de la CDR
Proteínas  1,61g  3%
Glúcidos (azúcares) 6,76 g  2%
Lípidos (grasas) 0,17 g  –

 


Aporte Calórico:
 43 cal

Micronutrientes:
Nutriente Cantidad % de la CDR
Vitamina A  4 µg
Vitamina B1 0,031 mg 2 %
Vitamina B2 0,04 mg 2 %
Vitamina B3 0,651 mg 3 %
Vitamina B6 0,067 mg 3 %
Vitamina B9 109 µg 58 %
Vitamina C 4,9 mg 8 %
Vitamina E 0,3 mg 3 %
Calcio 16 mg 2 %
Fósforo 40 mg 7 %
Magnesio 23 mg 8 %
Hierro 0,8 mg 9 %
Potasio 325 mg 16 %
Cinc 0,350 mg 2 %

Beneficios:

La remolacha es reconocida principalmente por la perfecta combinación que hace entre el ácido fólico o vitamina B9 y su contenido en hierro: esto la vuelve una poderosa enemiga de la anemia siendo por tanto un factor antianémico a tener en cuenta cuando se padezca esta enfermedad o se esté en riesgo de padecer. Gracias a estos componentes ya citados la remolacha ayudará a la hematopoyesis o génesis de glóbulos rojos en la médula ósea, lo cual asegurará que la sangre contenga la cantidad necesaria para un correcto funcionamiento del organismo

Además, la fibra de la remolacha ayudará a depurar la sangre y los niveles de colesterol al reducir su absorción en el intestino.

Es también anticancerígena, según un estudio llevado a cabo en Hungría y Alemania, que logró la desaparición o reducción de tumores cancerosos tomando diariamente 250gr de remolacha roja rallada.

Formas de tomar:

Se suele tomar cruda en ensalada, aliñada al gusto, preferiblemente con aceite de oliva y limón.

También se encuentra rallada tanto en conserva, como en preparados, los cuales aún a pesar de perder una ínfima cantidad de vitamina resultan igual de nutritivos

Además, en algunas recetas, se lleva a cocción hirviéndose, hecho que la vuelve aún más digestiva

 

 


______________________________

*Datos nutricionales obtenidos de análisis alimenticios efectuados por el departamento de agricultura de estados unidos en la base de datos de los nutrientes
**Puedes consultar el resto de bibliografía en la sección “Fuentes de información”

***Algunos datos difieren entre la cantidad y el % en un máximo de un 1% de error debido a que son cantidades medias orientativas

Déjanos tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: