Etiqueta: flavonoides

Beneficios, propiedades y efectos medicinales de la Cebolla (Allium Cepa)

Efectos medicinales de la cebolla

Introducción

El bulbo de la allium cepa, la cebolla, tiene una gran cantidad de elementos fitoquímicos que ayudan al correcto funcionamiento de nuestro organismo, hasta tal punto que por los efectos medicinales de la cebolla acabe resultando un alimento medicinal.

Desde la antigüedad se ha usado la cebolla por sus efectos medicinales: el libro de los Números de Moisés hace referencia a las cebollas como parte de la dieta Israelita y no por su aporte energético (que es casi nulo) ni por su sabor, sino por los propios efectos medicinales de la cebolla.

Esto es debido a una serie de agentes no nutritivos que contiene la cebolla, los cuales se describirán en primer lugar y en segundo lugar se enumerarán los beneficios que estos tienen sobre el organismo.

 

Elementos fitoquímicos y no-nutritivos con efectos medicinales de la cebolla

Resumen: los flavonoides impide la formación de coágulos y previenen la arteriosclerosis. Por acción conjunta de los aceites esenciales resultan efectos antibióticos, depurativos, diuréticos y anticancerígenos. Las enzimas que posee ayudan a la digestión y la glucoquina la hace recomendable para personas que padecen diabetes.

Flavonoides

Flavonoides

Principales Flavonoides

Los flavonoides son sustancias de carcárcter glucosídico que contienen diversos alimentos vegetales relacionados con procesos como la antiagregación plaquetaria (impide la formación de coágulos o trombos sanguíneos), la oxidación de un tipo de lipoproteínas que se encuentran en la clase previniendo la aparición de la arteriosclerosis.

Además, la cebolla posee uno de los flavonoides más activos: la quiercitina. Es de una fuerte absorción según demuestran estudios de la universidad de Wageningen (Holanda) lo cual asegurará que alcancen el torrente sanguíneo casi con toda seguridad, donde ejercerán su poderosa acción depurativa.

Por ello uno de los efectos medicinales de la cebolla es el ser un alimento muy bueno para la circulación, gracias a su contenido en flavonoides.

Enzimas

Los análisis nutricionales de la cebolla denotan la presencia de una serie de enzimas que ayudan en el proceso digestivo, suavizando la digestión y haciéndola más efectiva. Son sustancias como las oxidasas y las diastasas que ejercerán esa poderosa acción beneficiosa sobre la digestión, añadiéndose a la lista de los efectos medicinales de la cebolla.

Glucoquina

Es una hormona vegetal que dentro del organismo tiene la capacidad de reducir los niveles de glucosa en sangre. Por ello esto convertirá a la cebolla no sólo en un alimento apto para diabéticos sino altamente recomendado para personas que la padezcan.

Aceites esenciales

Los más importantes efectos medicinales de la cebolla provienen de los denominados aceites esenciales, los cuales le dan además ese característico aroma de la cebolla.

Posee una combinación muy compleja y completa de estos aceites, pero destacan el disulfuro de alilo y el tiosulfinato.

Así pues por acción combinada de estos aceites esenciales y de algunos flavonoides, la cebolla actúa como:

  1. Antibiótica: favoreciendo la eliminación de agentes patógenos
  2. Protección del sistema cardiovascular: gracias a la acción depurativa sobre la sangre
  3. Antiasmática
  4. Diurética: favoreciendo la expulsión de líquidos del organismo
  5. Antitumoral: o en otras palabras, anticancerígena.

 

Afecciones sobre las que se ejercen los efectos medicinales de la cebolla

 

Aviso: Nutribonum sólo pretende recomendar y no actúa como consultorio médico. Consulte a un especialista si su caso es grave.

Afecciones respiratorias: los aceites esenciales que contiene la cebolla son transportados rápidamente a la sangre desde el estómago, y se depuran a través de los pulmones (por ello el mal aliento que origina). Este proceso da lugar a un efecto colateral sobre la mucosa respiratoria: ejerce de antibiótico pudiendo eliminar patógenos de la mucosa y además tiene efecto mucolítico, es decir, deshace la mucosidad espesa, además de facilitar su eliminación.

Cáncer: la cebolla es un alimento anticancerígeno. Ejerce este efecto sobre el estómago principalmente, siendo un elemento a tener en cuenta ante riesgos heredados o adquiridos. Por ello se recomienda la ingesta de cebolla como elemento preventivo del cáncer de estómago e incluso de colon, recomendándose incluso un consumo abundante de cebollas.

Diabetes: la presencia de glucoquina hacen de la cebolla un alimento altamente recomendado para diabéticos, aparte de que no contiene prácticamente azúcares.

Asma bronquial: el tiosulfinato citado anteriormente tiene una poderosa acción dilatadora de los bronquios. Esto ayuda a aumentar la superficie de contacto con el aire del exterior permitiendo una mayor absorción de oxígeno. El asma es reconocido como una insuficiencia de la capacidad bronquial, por lo que la cebolla tendrá efectos medicinales ayudando a la dilatación bronquial.

Arteriosclerosis: como ya se ha dicho, entre los efectos medicinales de la cebolla destaca el que ejercen los aceites esenciales que ésta contiene, los cuales por su efecto depurativo de la sangre, su capacidad para disolver trombos y de oxidar lipoproteínas, serán un importante elemento a tener en cuenta contra la arteriosclerosis y la trombosis.

Riesgos cardiovasculares: los triglicéridos son unos lípidos energéticos que circulan por la sangre y que en exceso pueden contribuir a la formación de trombos. Está demostrado que la cebolla, gracias a sus elementos depurativos, puede favorecer la eliminación de este tipo de sustancias de la sangre favoreciendo la circulación.

Cálculos renales: gracias a la acción alcalinizante y sus elementos no-nutritivos la cebolla supone un gran alimento para disolver cálculos y sanear infecciones urinarias, aparte de que ejerce como diurético natural.

 


A %d blogueros les gusta esto: