Etiqueta: grasas

Algunas de las funciones de las grasas o lípidos en nuestro organismo

Actualmente vivimos en una sociedad mayoritariamente lipófoba o, en otras palabras, que rechaza las grasas. Este término ha llegado a ser empleado por sociólogos para nombrar el concepto actual de disgusto hacia las personas con ciertos niveles de obesidad, sin embargo, como yo lo voy a ver en este artículo es enfocado hacia ese odio (a veces irracional) que se le tiene a los alimentos con mayor o menor proporción grasa, y lo voy a hacer con este breve artículo de hoy en el que trataré algunas de las funciones conocidas de los lípidos o grasas.

Función de las grasas o lípidos

Podemos decir que son prácticamente el grupo más dispar de biomoléculas ya que difieren mucho entre si en lo que a estructura y funciones se refiere, pero entre las funciones más destacables podemos citar:

Lípidos de reserva energética

reserva de lípidos

En contra de lo que se suele pensar, los camellos no almacenan agua en su joroba sino grasas.

Los lípidos o grasas suponen la principal reserva energética de nuestro organismo debido a la alta producción de energía con respecto al resto de biomoléculas. Se estima que 1 gramo de grasa otorga 9 kcal aproximadamente, mientras que 1 gramo de hidratos de carbono o de proteínas tan sólo aportan 4kcal aproximadamente (¿de dónde salió la tontería de que el pan engorda?).

Además, el tejido adiposo, compuesto de adipocitos y encargado de almacenar los lípidos, también almacena otras sustancias. Éstas pueden ser de diversa naturaleza (aunque naturalmente liposolubles) y pueden ser vitaminas como la A y la D pero también pueden ser algunas sustancias no tan buenas para el organismo. En las dietas de pérdida de peso agresivas estas sustancias nocivas migraran con mayor rapidez a la sangre, necesitando de una mayor tasa de metabolismo para neutralizarlas. Este es uno de los motivos por los que se recomienda una pérdida de peso responsable y no agresiva (di no a las dietas milagro).

Lípidos estructurales

Son los principales constituyentes de las membranas celulares. La composición de colesterol y fosfolípidos que tengan nuestras células será lo que determine la fluidez de membrana, por lo que vemos que encontramos de nuevo un factor totalmente influido por la alimentación.

Lípidos Térmicos y Reguladores

Otros dos tipos de lípidos de nuestro organismo son los encargados de mantener la temperatura corporal (térmicos) y los reguladores, los cuales facilitan reacciones químicas que se dan en nuestro organismo.

Actualmente se está estudiando un nuevo tipo de tejido adiposo, cuya formación se ve inducida por la actividad física, que está a caballo entre el tejido muscular y adiposo y que gracias a unos mecanismos termogénicos tiene un metabolismo relativamenete elevado, recalcando de nuevo la importancia de la práctica del ejercicio físico tanto para bajar de peso como para mantener un buen estado de salud.

Otros lípidos

Por ejemplo, hay lípidos con función mecánica (como amortiguadores). Un ejemplo de ellos sería la planta de los pies o las palmas de las manos. (No te mires las palmas de las manos, nada ha cambiado después de leer estas líneas).

También encontramos lípidos con función transportadora, ya que el colesterol que forma parte de los ácidos biliares ayuda a digerir y absorber las grasas a través de la pared intestinal.

Lípidos


Los lípidos, comúnmente denominados grasas, son el grupo del biomoléculas más heterogéneo que existe por su gran variedad química. No son solubles en agua por eso se dice que son hidrofóbicos.

Tienen funciones variadas:

Lípidos

Alimentos ricos en Lípidos o Grasas

1. Sirven de reserva energética.
2. Son parte de la membrana de las células. Ácidos Grasos
3. Actúan con función de lubricación y protección.
4. Este grupo incluye a las hormonas, por tanto se les considera reguladores hormonales.
5. También incluyen las vitaminas.

 

Para bajar de peso en caso de obesidad:


Nuestro cuerpo almacena los lípidos en forma de triacilglicéridos, que son consumidos practicando ejercicio intenso.

Cuando uno comienza a practicar deporte va quemando las reservas de azúcares del músculo que se guardan en forma de glucógeno, pero para quemar las grasas hará falta más tiempo: si haces una hora de deporte al día no sólo irás eliminando estos triacilglicéridos que se acumulan tan molestos en la grasa destinada a los michelines, los muslos etc… sino que incluso quemarás grasa mientras duermes, ya que en este período tu cuerpo necesita recuperarse del ejercicio diario y la energía la tomara quemando esa grasa tan molesta.

Además existe un gran número de alimentos que te ayudarán a perder peso como los diuréticos (Lechuga, Pera, Pomelo) que además te darán una grata sensación de saciedad.


A %d blogueros les gusta esto: