Etiqueta: nutrición

El valor de la información en la Nutrición

480px-Messagebox_info.svg

Todos conocemos lo increíblemente valiosa que resulta la información en todos sus aspectos… Desde el entorno más básico de nuestro día a día hasta en el más competitivo comercialmente hablando, la información juega un papel muy importante llegado el momento de realizar cualquier acción, como tomar una decisión, elegir un producto…

Sin embargo, en algunos ámbitos como en el que nos atañe (la nutrición) se suele explotar más, por parte de ciertos empresarios o pseudosanitarios, el factor desinformación que existe, en mayor o menor medida, en todos nosotros. Por ello cada vez tiene más importancia conocer todo aquello que podamos incluir en nuestra cesta de la compra, no sólo el producto en sí sino el procesado que pueda haber sufrido o la naturaleza de los productos que se le hayan añadido.

¿Podemos tener acceso a esta información?

Sí, lo cierto es que toda esta información está a disposición de cualquiera hasta cierto punto. Me explico: uno puede acceder a estos conocimientos navegando por la web, revisando libros, escuchando programas de televisión y un largo etc… Entonces ¿dónde está el problema? Muy sencillo, la nutrición hoy en día está en boca de todos. Es tal el bombardeo de información que podemos recibir si nos ponemos a buscar de forma indiscriminada que nos generará, como mínimo, una terrible confusión pudiendo desembocar en un desinterés total.

Dos páginas “universales” para nosotros deberían ser las que os pongo a continuación. Sin embargo, hay muchísimas más y os recomiendo buscar con mucho criterio. (Haz clic en la imagen si quieres visitar alguna de ellas)

Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición

Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición

Organización de las naciones unidas para la Alimentación y la Agricultura

Organización de las naciones unidas para la Alimentación y la Agricultura

 

 

 

 

 

 

¿Por qué se habla de “confusión”?

A menudo la falta de información puede llevarnos a desconfiar e incluso a confundirnos en lo que es más apropiado-

A menudo la falta de información puede llevarnos a desconfiar e incluso a confundirnos en lo que es más apropiado-

Cuando un tema se vuelve candente, como está pasando en esta última década en el ámbito de la nutrición y la alimentación, se suele despertar el interés comercial.

A veces, este interés se canaliza en forma de nuevos productos, ocasionando más variedad, en forma de ofertas que benefician al consumidor, puede también ocasionar una mayor implicación del ámbito profesional… Pero también, como es lógico, existen una serie de desventajas.

Para poder vender estos productos o servicios dietéticos, se ha de crear una demanda de los mismos. Para ello, los citados empresarios y algunos pseudosanitarios proporcionan una información a convenencia que llegará a la población generando esta demanda, independientemente de si el producto o servicio es más o menos recomendable a nivel profesional y eso será lo que genere la citada confusión en el consumidor.

¿Quién suele transmitir esta información engañosa o dañina?

Alguno de los productos o servicios más aberrantes con los que estoy teniendo roce a lo largo de la carrera son:

  • Las famosas “dietas milagro”. -“¡Pierde 3 kilos en 6 días!”
  • Suplementos alimentarios sin que existan patologías. –“¿Te sientes débil? ¡En lugar de alimentarte bien tómate este complejo vitamínico y verás que bien te encuentras!” 
  • Ciertos alimentos enriquecidos en sustancias que, a fin de cuentas, no son tan disponibles para nuestro organismo. Ocurre, por ejemplo, en algunas leches enriquecidas en calcio.
  • Ciertos alimentos que aseguran reducir el colesterol. -“¡Pégate un chute de comida rápida, luego te tomas esto y como nuevo!
Suplementos de calcio el valor de la información en la nutrición

¿Es realmente el calcio añadido a la leche tan disponible para nuestro organismo como el natural?

Las dietas milagro pueden hacer que bajes de peso, pero ¿Estarías dispuesto/a a pagarlo en años de vida? Normalmente se desconoce cuanto daño pueden hacer estas dietas milagro.

Las dietas milagro pueden hacer que bajes de peso, pero ¿Estarías dispuesto/a a pagarlo en años de vida? Normalmente se desconoce cuanto daño pueden hacer estas dietas milagro.

¿Realmente son necesarios los batidos de proteínas? El exceso de prótidos se acumula en el organismo en forma de grasa y con uno de estos tienes el exceso garantizado.

¿Realmente son necesarios los batidos de proteínas? El exceso de prótidos se acumula en el organismo en forma de grasa y con uno de estos tienes el exceso garantizado.

 

 

 

 

 

 

 

 

En resumen, ¿Cuál es el valor de la información en la Nutrición?

Muy sencillo: un público desinformado no sabe discernir entre una dieta saludable y una dieta milagro, entre suplementos necesarios y suplementos “para sacarte el dinero”, entre lo que se cree que reduce el colesterol y lo que lo hace en verdad…

Porque, casualmente (o no), todos estos productos o servicios suelen tener un precio elevado. A una persona desinformada le venden un suplemento de proteínas por 50€ cuando un filete de carne te sale, como mínimo, 10 veces más barato y es más natural y equilibrado, por lo tanto, más saludable… Sin embargo esta persona ha recibido un bombardeo de información tal como: “tómate estos nuevos batidos de proteína y verás tus músculos crecer” “consume una ración al día de **** para reducir tu colesterol” etc… Y claro, sin conocer estos productos a fondo… ¿Quién le hace el feo a estos milagros del hombre?

Sinceramente, no pretendo desprestigiar ningún producto o servicio, sino que quiero invitar a mis lectores a hacer uso de la razón y a informarse a fondo porque, en los tiempos que corren, el valor de la información no sólo repercute en la cultura personal sino en evitar ser estafado incluso cuando se actúa con la mejor de las voluntades.

La nutrición hoy en día

600px-Rueda_de_los_alimentos

La nutrición hoy en día

A menudo solemos relacionar la nutrición con diversa propaganda comercial: ya son muchas las marcas y organizaciones que pretenden sacar tajada del creciente mercado (debido a un aumento de la preocupación social por la salud) y que por ello nos bombardean día a día con dudosa información acerca de sus productos como base para una buena nutrición.

En mi opinión, sólo existe una base para la buena nutrición: la buena alimentación o, para entendernos, la alimentación saludable. Es casi imposible abarcar todos los temas que influyen para dar lugar a una nutrición óptima, sobre todo porque ésta varía de persona a persona, no sólo por sus condiciones físicas sino por sus gustos, su procedencia e incluso su religión.

dukan

La polémica dieta Dukan gana cada vez más detractores. Incluso la agencia de seguridad alimentaria de su propio país (Francia) la considera desequilibrado y la incluye en su lista negra.

Además, hay grandes grupos de población que suelen asumir que la nutrición es algo de lo que cualquiera puede hablar libremente pero, como todo, se necesita primero una base, ya que sino oiremos disparates como “el pan engorda” o “los batidos de proteínas ayudan a ganar músculo” (cuando en realidad lo que aumentan es la masa grasa a partir de cierto punto), por lo que debido al fuerte impacto social que está teniendo la alimentación y la nutrición en el siglo XXI debemos ser críticos y no creer todo lo que nos digan, sino aprender a juzgar por nosotros mismos. Ser capaz de diferenciar entre propaganda comercial o empresas lucrativas con la verdadera alimentación saludable se está convirtiendo cada vez en un objetivo más difícil, lo cual no debería ser así.

Los niños sanos aprenden mejor. La gente sana es más fuerte, más productiva y está en mejores condiciones de romper el ciclo de pobreza y desarrollar al máximo su potencial. -OMS

Pero, por supuesto, no todo es negativo en el aspecto social de la nutrición (ni mucho menos): al igual que se filtran “rumores” como los citados sin ninguna coherencia científica, también se transmite la tradición de una alimentación saludable. La costumbre de comer con pan, la comensalía, siendo esta la imagen de la familia y/o los allegados reunidos en torno a una mesa con los alimentos, las recetas más típicas y tradicionales de cada región o país (el arroz y conejo, la sémola) que además, de forma “evolutiva” han adquirido una composición casi perfecta… Son muchos los factores que afectan positivamente a la alimentación y, por tanto, a la nutrición y la gran mayoría relacionados con la tradición y la costumbre ya que en muchas ocasiones la mejor alimentación, como muchas veces alude mi maestro en el aula, es la que nos enseñan nuestros mayores.

Paella Valenciana

Un ejemplo de una receta con una composición equilibrada es la paella (en la imagen la paella valenciana). El arroz y la carne (de conejo y/o pollo) se complementan perfectamente.

Para concluir, de un modo u otro todos sabemos lo que es saludable y lo que no, por lo que no debemos dejarnos influenciar por toda esa propaganda comercial y todo el arsenal de productos que aseguran brindarnos salud a raudales a través de una nutrición artificial, ya que lo natural supera con creces lo sintético y, en muchas ocasiones, la tradición a lo comercial. Una vez más os invito a dejar vuestra opinión en los comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: