Tortilla de Spaghetti

Tortilla de Spaguetti

Todos hemos probado la tortilla. “La tortilla de mi abuela es lo mejor del mundo”, ” Odio la tortilla francesa”, ” Yo quiero la tortilla sin cebolla”. En fin, tortilla de guisantes, tortilla de bacalao, tortilla de patatas, tortilla de champiñón… Pero ahora….

¡TORTILLA DE SPAGHETTI!

La receta original la ideó mi abuela, y yo me he ganado esa herencia. Sin más dilación voy con la receta, que es a mi gusto de lo mejorcito en cuanto a pasta se refiere,  lo dice todo el mundo que la prueba. Además de es un plato que contiene huevo y pasta, lo que le confiere un valor nutritivo redondo para aportar algunos de los aminoácidos más importantes y parte de los hidratos de carbono diarios. Eso sí, ¡por muy rico que esté hemos de vigilar los excesos! Y sin más dilación:

Ingredientes (Para una tortilla de spaghetti individual):

Una pastilla de caldo de pollo (tipo avecrem)

ingredientes de la tortilla de spaghetti

Ingredientes de la Tortilla de Spaghetti

  •  80-100 gramos de spaghetti
  • 20 gramos de queso (rallado), yo utilizo siempre semi curado
  • 20-30 gramos de jamón serrano o en su defecto jamón cocido
  • 2 huevos
  • Y el truco para que tenga un textura y esponjosidad impecables… ¡SALSA CESAR DE PARMESANO!

Una vez que tenemos los ingredientes, nos ponemos manos a la obra.

Preparación:

  1. Batimos los huevos en un bol. Una vez que están totalmente batidos añadimos el queso rallado, que aunque yo siempre utilizo queso semi curado, se puede utilizar con cualquier tipo de queso, e incluso hacerlo de varios tipos. Volvemos a mezclar.
  2. Añadimos el jamón y mezclamos. Reservamos.
  3. Cocemos los spaghetti y  cuando estén al dente, mezclamos con los demás ingredientes en el bol. Añadimos la salsa cesar y volvemos a mezclar.
  4. Ponemos una sartén antiadherente a fuego medio ( 5-6) hasta que se caliente el aceite.
  5. Cuando el aceite esté bien caliente echamos el contenido del bol a la sartén, con cuidado de repartirlo uniformemente, ya que de esto dependerá la forma de nuestra tortilla. Y desde este momento se procede como una tortilla normal y corriente.
  6. Se le añade sal al gusto, y damos la vuelta a la tortilla cuando notemos que ya ha cuajado y se ha dorado por la parte de abajo.

Y ahora…… A DISFRUTAR! Ñam-ñammmm

tortilla de spaghetti

Aspecto de la tortilla una vez acabada

Articulo realizado por Isabel Raquel Fernández Marín.

 

 

Déjanos tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: