Vitamina K

vitamina k

Vitamina K

La vitamina K pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles y es denominada a su vez fitomenadiona. Su descubrimiento data del 1935 cuando se trataba tejido sanguíneo avícola por el danés Henrik Dam. Tiene, según se observó, una importante relevancia en los procesos de coagulación sanguínea, ya que sin ella la sangre no coagularía

 

 

Fuentes de vitamina K:

  • Pescado
  • Hígado de cerdo
  • Coles y otras hortalizas de hoja verde
  • Espinacas
  • Huevos y cereales, aunque en menor proporción.

Otra forma de obtener esta vitamina es cuidando la flora intestinal: las bacterias que recubren el tracto intestinal son capaces, a través de su metabolismo, de producir esta vitamina (además de otras sustancias).

Col vitamina K

Col y vitamina k La col contiene una proporción relativamente significativa con respecto a otros alimentos.

Para que exista una deficiencia de esta vitamina se tiene que dar el caso de que no se pueda absorber bien ya que, de partida, es de fácil obtención a través de diversos alimentos. Cuando alguien toma medicamentos para diluir la sangre como sintrom o walfarina, es mejor reducir el consumo de vitamina K ya que es coagulante y antagonista de estos medicamentos.

Su función más importante es la de la coagulación sanguínea. También interviene en otros procesos como la carboxilación de ciertas sustancias.

 

Déjanos tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: